domingo, 11 de julio de 2010

EL OTRO BICENTENARIO, EL DE LOS PUEBLOS

En un clima no menos festivo que el acto oficial en la 9 de Julio por los 200 años del 25 de mayo de 1810, cientos de organizaciones socioambientales, agrupaciones estudiantiles, barriales y movimientos indígenas, realizaron el día 24 y 25 de mayo "El Otro Bicentenario, el de Los Pueblos”. Allí reivindicaron los derechos de los Pueblos Originarios, las luchas por los conflictos sociales y ambientales que actualmente, entre otros temas.

Por Santiago Martínez (Comisión 35)
Los estudios científicos recientes indican que la proporción del componente genético amerindio y africano está creciendo, que ha sido transmitido mayoritariamente por las mujeres, y que poco más de la mitad de la población (56%) tiene al menos un antepasado indígena. Desde la conquista en 1492 hasta hoy, la idea dominante fue la forma occidental del ser humano, de la civilización, en supremacía a este más del 56 por ciento de sangre indígena que tenemos, y que antes se distribuía sobre todo el territorio argentino.
Moira Millán, Mapuche weichafe Puelche williche, se pregunta “¿Con quién deberíamos dialogar los pueblos originarios sino es con el Estado? Creo firmemente que debemos dialogar con el pueblo argentino y con los pueblos del mundo, creo además que es cierto que este es un momento histórico pero no porque tengamos un gobierno abierto y revolucionario, es un momento histórico porque la crisis civilizatoria que vive el mundo está llevando a despertar a la humanidad en busca de una revolución profunda que desande la huella ecológica, sacándose los zapatos occidentales hechos de textura antropocéntrica, individualista, capitalista, economicista, racista y patriarcal”.
Entre los puestos que circundan la plaza en una de sus mitades y que tiene su eje justo en frente de la propia estructura del Congreso, se encuentran uno al lado del otro los stands de artesanías, de libros, de ropa, y de comidas tradicionales; cosas dulces producidas por los movimientos campesinos del interior.
A las 11 empieza la jornada del martes 25 de mayo. Hay una clase pública de Bachilleratos populares que coordina, entre otros, la organización Pañuelos en Rebeldía. Hay caras recién levantadas que pasaron la noche anterior al desvelo de la carpa; hay instrumentos y mantas tiradas, ropa setentona, tejida a mano, de lana pura, psicodélica; hay bombos y hay guitarras; hay matecito para acompañar, sonrisas, encuentros, lucha y autodeterminación.
Luego, a las 12 hay una charla sobre las diferentes caras de la crisis. Aquí se explica al sistema capitalista que ha triunfado, que saquea tierras indígenas e implementa el modelo sojero de monocultivo en vastas hectáreas del territorio argentino, y que permite e impulsa a las corporaciones extractivas destruir los recursos naturales del país. Mario Barrios, del Pueblo Kolla- Orcopo, dice “Tenemos que empezar a hacer un nuevo bicentenario pero con lucha y cambio social, con cambios educacionales, medicinales, filosóficos, espirituales. Es la única forma que podemos cambiar. Empezar a influir en la cultura, en las escuelas, universidades. Ahí va a estar el cambio de la nueva sociedad”. Entre los puestos del festival hay grupos que enfrentan este tipo de economía, como por ejemplo el Colectivo Ecológico Unidos por Laguna de Rocha, un grupo de vecinos que exigen la conformación de una “reserva natural ya”. Otros grupos que integran los stands y que luchan por el daño a la tierra son “No al Ceamce”,“Asociación civil vecinos de Villa Corina”, “Asamblea de Wilde” “No a la mega minería”, “UAC, contra el saqueo y la contaminación”, entre muchas otras.
A las 14.30 hay una charla sobre la resistencia de los pueblos originarios. Mientras tanto, también en otro sector el festival se sigue en vivo desde radio La Tribu y hay una transmisión abierta de entrevistas e imágenes gracias a Antena Negra TV. Además, en una carpa gigante que está siempre repleta de gente, hay charlas, proyección constante de películas, documentales y paneles. También, al aire libre, hay un grupo de malabaristas que entretienen la visión y acompañan el sonido entreverado de voces y músicas.
Como cierre, a las 18 comenzó la movilización por los alrededores de Plaza Congreso. Simplemente, eso es inexplicable. Mucha euforia, amor, música, alegría y tristeza.
Daniel Ozuna, de la Cátedra Americanista de la UBA dirigida por Juan Rosales, explica: “Nosotros creemos que la revolución, los cambios sociales, que empezaron en 1810, lo produjeron los pueblos. Son los pueblos los que hacen la revolución. Queremos representar hoy acá al pueblo, a todos los sectores; a los de abajo ¿Cuál es el pueblo? Es la diversidad. Tenés movimientos socioambientales, campesino indígenas, desocupados, gente peleando contra la contaminación. Y bueno, tenemos esta propuesta, El Otro Bicentenario, el de los pueblos, de los que estamos peleando desde 1492 por otro mundo, por otra América”.

2 comentarios:

Lola dijo...

...“Tenemos que empezar a hacer un nuevo bicentenario pero con lucha y cambio social, con cambios educacionales, medicinales, filosóficos, espirituales. Es la única forma que podemos cambiar. Empezar a influir en la cultura, en las escuelas, universidades. Ahí va a estar el cambio de la nueva sociedad”...

Anónimo dijo...

Profe, le hago una consulta...El sumario que hay que hacer en base a los libros, se hace en referencia a lo que la catedra en su texyo "Los generos...y algo mas" explica como tal? Tengo esa duda, gracias!